Endometriosis y Medicina Reproductiva. Alianza necesaria

Causas de infertilidad | 0 | Endometriosis

La medicina reproductiva puede aportar soluciones adecuadas, y con altas tasas de éxito, a los problemas de fertilidad de mujeres con endometriosis.

Endometriosis y Medicina Reproductiva. Alianza necesaria

Actualmente entre un 20% y un 30% de las mujeres que acuden a consulta por tener problemas de esterilidad, y por tanto problemas para concebir, presentan algún tipo de endometriosis.

La endometriosis, es una enfermedad que actualmente no tiene cura, con el agravante que está muy invisibilizada y cuyo diagnóstico tarda en llegar, pudiendo pasar años para que una mujer sea diagnosticada. La edad media en la que suele detectarse es de 27 años.  

La falta de información y concienciación social sobre esta enfermedad provoca que muchas mujeres se sientan incomprendidas ante el dolor. Se calcula que un 70% de mujeres recibieron un diagnóstico erróneo antes de detectar que padecían endometriosis.

Es una enfermedad crónica que afecta a millones de mujeres en el mundo y que, en muchos casos, se manifiesta con fuertes dolores que se agravan con el ciclo menstrual. La endometriosis provoca inflamación e irritación tisular lo que tiene consecuencias en el ciclo reproductivo de la mujer, como por ejemplo: interferencia en la maduración del óvulo, en la ovulación y en la fecundación. También pueden existir adherencias de tejido en la región de la mucosa de las trompas de Falopio o en las superficie de los ovarios.

Estos problemas ocasionados por la endometriosis provocan que las mujeres suelan tener dificultades para quedarse embarazadas. Cada mujer es un mundo y, la alteración de la fertilidad causada por la endometriosis, va a depender mucho de la mayor o menor gravedad que presenta la enfermedad o de si se ha producido o no cirugía ya que en ocasiones a las mujeres que padecen endometriosis les pueden haber extirpado parcial o totalmente sus órganos reproductores.

El tratamiento de la infertilidad por endometriosis por tanto dependerá del grado de severidad de la enfermedad así como el mecanismo concreto responsable de la misma. También hay que tener en cuenta el tiempo que la mujer lleva intentando quedarse embarazada por vía natural y su edad.  

Aunque la edad de la mujer es importante al igual que el contexto clínico de la enfermedad, se calcula que la tasa de embarazo natural (sin tener en cuenta el grado de endometriosis) suele ser menor de un 2%, muy por debajo de la tasa del 20% en la que se sitúa la tasa de embarazo en mujeres que no padecen la enfermedad.

Para estas mujeres, la medicina reproductiva puede ser una solución muy viable que puede resolver sus problemas de concebir, existiendo varias alternativas.

En primer lugar, deben disponer de un buen diagnostico que tenga bien identificado el tipo de endometriosis y en qué tejidos se localiza exactamente. Tras este estudio, es imprescindible un tratamiento adecuado para que la paciente no padezca dolor que le impida tener una calidad de vida aceptable. Una vez que se ha trabajado en el diagnóstico correcto y la reducción del dolor, se podrá abordar la búsqueda del embarazo.

Para ello la medicina reproductiva dispone de distintos tratamientos y técnicas que pueden hacer más fácil lograr el tan esperado embarazo. Una de las primeras opciones que deben valorarse es la vitrificación de ovocitos. Que supone la mayor garantía en fertilidad para mujeres con endometriosis.

También para las mujeres que se haya sometido a  una cirugía.

La vitrificación de ovocitos es recomendada principalmente porque la endometriosis es progresiva y además, la edad es también un factor determinante en la fertilidad, por ello es recomendable vitrificar los ovocitos para intentar un embarazo más adelante, en mujeres con endometriosis leve o maderada.

Para esto, la edad de la paciente debe ser inferior a los 35 años. En mujeres con endometriosis severa, se puede intentar, siempre y cuándo sea viable realizar la punción ovárica.

Existen muchos grados de endometriosis, por lo que es fundamental valorar cada caso de forma individual para determinar exactamente el tratamiento más adecuado a esa paciente. En este sentido, lo que demandan muchas asociaciones de mujeres afectadas, son suficientes centros de referencia para esta enfermedad, donde se cuente con personal especializado que detecte la enfermedad a tiempo y determine el mejor tratamiento posible para tener una buena calidad de vida.

Además deben poder acceder a la reproducción asistida cuándo decidan quedarse embarazadas lo que requiere coordinar distintas especialidades, cirugía, radiología, medicina reproductiva y psicología que puedan ayudar a la paciente a mejorar su calidad de vida y su derecho a poder acceder a tratamientos que hagan posible su decisión de ser madre.

Actualmente existen diferentes mecanismos descritos como posibles responsables de la fertilidad en mujeres con endometriosis, pasamos a señalar algunos de ellos.

  • Problemas de ovulación y hormonales, relacionados con la enfermedad.
  • Alteraciones de la anatomía pélvica. La endometriosis frecuentemente genera adherencias que pueden obstruir las trompas o distanciarlas del ovario. También puede ocurrir que estas adherencias cubran el ovario a modo de malla y no permita que el óvulo sea recogido por la trompa.
  • Problemas en la implantación del embrión. Algunas mujeres con endometriosis tienen deficiencia de unas proteínas llamadas integrinas, necesarias para la implantación.
  • Ambiente hostil en el peritoneo. En algunos casos hay mujeres con endometriosis que presentan un aumento del líquido peritoneal (líquido que rodea los órganos pélvicos) que contiene una gran presencia de sustancias inflamatorias producidas por el sistema inmunológico (como respuesta a la existencia de endometriosis) lo que provoca un ambiente no apto para el óvulo, el espermatozoide embrión o para la función de la trompa.
  • Por último, no debemos olvidar los tóxicos ambientales y su relación con la endometriosis.

En el plano psicosocial la endometriosis, como cualquier enfermedad crónica que presente dolor, va a tener un impacto negativo en las relaciones interpersonales y de pareja de las mujeres que la padecen.

Sentimiento de culpa, miedo a perder la pareja, miedo al fracaso en los intentos de concebir, dudas, incertidumbres o vergüenza por no cumplir las expectativas son emociones muy comunes entre las mujeres diagnosticadas con endometriosis que desean quedarse embarazadas. En estos casos, la implicación y comprensión de la enfermedad por parte de la pareja y familia es un factor esencial para afrontar una etapa difícil llena de retos.

En el ámbito médico, lo más importante al evaluar la fertilidad de una mujer con endometriosis es analizar todos los aspectos de la enfermedad ya sean fisiológicos como alteraciones bioquímicas, hormonales, inmunológicas, etc., o psicológicos y emocionales.

El tratamiento de la infertilidad por endometriosis por tanto dependerá del grado de severidad de la enfermedad así como el mecanismo concreto responsable de la misma. También hay que tener en cuenta el tiempo que la mujer lleva intentando quedarse embarazada por vía natural y su edad.  

Según el estudio personalizado que se haga respecto a la fertilidad de la mujer, se aconsejará un tratamiento u otro. En muchos casos pueden ser tratamientos hormonales para tratar la endometriosis, en otros se puede aconsejar la cirugía (en caso de adherencias o quistes por ejemplo) y en último recurso, puede ser recomendado recurrir a la reproducción asistida.

0 Comentarios

 
Compartir contenido en Facebook Compartir contenido en Twitter Compartir contenido en Google Plus Compartir contenido en Pinterest Compartir contenido por email Añadir a mis favoritos Ocultar compartir en redes