Adenomiosis y Endometriosis: síntomas parecidos, distinta enfermedad

Causas de infertilidad | 0 | Infertilidad

Ambas enfermedades ginecológicas afectan al tejido que recubre el útero y presentan síntomas similares pero son muy diferentes.

Adenomiosis y Endometriosis: síntomas parecidos, distinta enfermedad

A primera vista, tanto la adenomiosis como la endometriosis son enfermedades ginecológicas similares puesto que afectan al tejido que recubre el útero, el endometrio. Además algunos de los síntomas derivados de ambas enfermedades son bastantes parecidos por lo que pueden confundirse inicialmente. Estos  síntomas comunes son:

  • Menstruación abundante y dolorosa, cólicos severos y sangrados incluso a destiempo.
  • Dolor pélvico intenso.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

Otra de sus similitudes es que ambas enfermedades están relacionadas con la infertilidad. Se estima que la adenomiosis está presente hasta en un 14% de los casos de infertilidad femenina mientras que la endometriosis puede llegar hasta el 50%.

Más allá de estas características comunes, tanto la adenomiosis como endometriosis son enfermedades que presentan importantes diferencias que pasamos a señalar. 

Una de las principales diferencias entre ambas enfermedades es qué las provoca. 

  • En el caso de la adenomiosis, se produce por un engrosamiento de la pared uterina. La pared del útero aparece recubierta por una capa interna llamada endometrio y otra parte muscular que es el miometrio. En el caso de la adenomiosis, está producida cuándo el endometrio (parte más interna) crece y pasa o invade el miometrio (parte muscular).
  • En el caso de la endometriosis, lo que ocurre es que el endometrio crece pero fuera de la cavidad uterina, lo que implica la presencia de endometrio en ovarios, peritoneo, intestino, etc. 

Otra de las diferencias es que la adenomiosis afecta con más frecuencia a mujeres con hijos , o que han tenido un parto por cesárea por ejemplo. Algo que no pasa en mujeres con endometriosis

Si presentas síntomas parecidos a los señalados inicialmente, lo mejor es que consultes a tu médico para que te realice las pruebas pertinentes para determinar bien el diagnóstico. 

El tratamiento en el caso de ambas enfermedades tiene el objetivo de combatir la presencia de endometrio en las zonas que han sido invadidas por este tejido y reducir el dolor. 

Estos tratamientos pueden incluir tanto medicamentos hormonales como la píldora anticonceptiva para controlar la liberación de hormonas. Medicamentos no hormonales como antiinflamatorios para aliviar el dolor. O tratamientos más drásticos como la cirugía, para eliminar total o parcialmente el útero (histerectomía).

0 Comentarios

 
Subir arriba
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información | Aceptar