Conocer tu cuerpo para estimular tu fertilidad

Cómo aumentar la fertilidad | 0 | Fertilidad

A lo largo de la historia el autoconocimiento del cuerpo de las mujeres, de su sexualidad o su menstruación ha sido un tema tabú que ha influido en que éstas vivan su cuerpo de forma negativa, con un gran desconocimiento de su propia anatomía y funcionamiento. Buscar estimular la fertilidad cuando se desea un embarazo, puede ser un buen momento para descubrir y aprender sobre el propio cuerpo y aparato reproductor, lo que permitirá aumentar las posibilidades de embarazo.

Conocer tu cuerpo para estimular tu fertilidad

Observar el propio cuerpo, conocer sus ciclos, sus cambios, cuidarlo o escucharlo son cuestiones que no se tienen en cuenta en la educación de las niñas y que resultan esenciales para fomentar un auto concepto positivo como mujer, para su autoestima y salud psicológica, física, sexual y reproductiva.

Lo que nos encontramos en muchas ocasiones es que las mujeres solo se preocupan de sus genitales y su aparato reproductor cuando quieren quedarse embarazadas o tienen algún problema ginecológico ¡Nunca es tarde para empezar! Por lo que es importante la autoobservación para conocer y familiarizarse con tu aparato reproductor.

Aprender más de una misma, de su flujo vaginal, de su menstruación, de los cambios hormonales que experimenta tu cuerpo con el ciclo menstrual, descubrir y localizar el suelo pélvico o realizar visitas anuales al especialista en ginecología, son hábitos que deben normalizarse para tener una buena salud sexual y reproductiva.

El ciclo menstrual y los días fértiles

El ciclo menstrual tiene el objetivo de preparar a la mujer para un posible embarazo. Un ciclo dura el tiempo que discurre entre una menstruación y la siguiente, suele abarcar entre 28 y 30 días.

Aunque hay mujeres que no tienen ciclos regulares y está duración puede variar bastante. En esta ocasión, vamos a tratar de definir cuál sería un ciclo normal para poder determinar dónde se establecen los días fértiles con más posibilidades para quedar embarazada.  

Un ciclo menstrual consta de tres fases principales: Fase folicular, la ovulación y la fase lútea .  

  • Fase folicular: esta fase empieza el primer día de la menstruación, dura aproximadamente 14 días. Durante esta fase el cuerpo de la mujer empieza a desarrollar los folículos que albergarán el óvulo. Solo uno de estos folículos madurará lo suficiente hasta la ovulación y albergará al óvulo en su recorrido hasta las trompas de Falopio. En este periodo se van a producir cambios en el útero y en la mucosa del endometrio con el objetivo de prepararse para un posible embarazado. Además se van a secretar dos hormonas fundamentales, la FSH y los estrógenos
  • Fase de ovulación: la ovulación suele producirse, en un ciclo normal, el día 14. Se produce cuando el óvulo es liberado por el folículo que lo contiene y éste llega a las trompas de Falopio, preparándose para ser fecundado por un espermatozoide.

En esta fase se produce un pico en los niveles de la hormona LH, al mismo tiempo que aumentan los estrógenos y disminuye el FSH

  • Fase Lútea: esta fase comienza tras la ovulación, cuando el óvulo inicia su desplazamiento hacia el útero con el fin de ser fecundado. Si no se produce la fecundación del óvulo (el embarazado), el cuerpo de la mujer se va preparando para eliminar dicho óvulo con la regla del mes siguiente.

Esta fase se caracteriza además por un aumento en los niveles de progesterona y una disminución de otras hormonas como estrógenos, LH y FSH.

¿Cómo sabemos cuáles son los días fértiles del ciclo menstrual?

En un ciclo regular, los días más fértiles de una mujer son los 3 días antes de la ovulación  y el día después de la misma. Es decir entre los días 12 y 16 del ciclo.  Esto se debe a que tanto el óvulo como el espermatozoide tienen un determinado tiempo de vida útil que en el primero se estima entre las 12 y 24h, mientras que para los espermatozoides es de 3 a 5 días.

¿Cómo saber cuando estoy ovulando?

  • Test de ovulación o Test LH: como señalamos más arriba, la fase de ovulación se caracteriza por un aumento de la hormona LH, por lo que saber en qué niveles está dicha hormona nos va a resultar fundamental para detectar en qué momento se va a producir la ovulación. El pico de la LH se suele dar entre las 24 y 48 h antes de la ovulación, por lo que podemos determinar los días más fértiles del ciclo menstrual ayudándonos de estos test.
  • Temperatura basal: una vez se ha producido la ovulación, la temperatura basal (relacionada con la hormona progesterona) suele aumentar una media de 0,5º. Si se mantiene un control a lo largo del ciclo menstrual de la temperatura basal, podemos saber cuándo se produce la ovulación y, por lo tanto, cuándo es el mejor momento para mantener relaciones sexuales con el objetivo de aumentar las probabilidades de lograr un embarazo.

Teniendo en cuenta estos aspectos, mantener relaciones sexuales de uno a dos días antes de ovular y el día de la ovulación, puede aumentar las posibilidades de que haya una buena carga de esperma esperando en las trompas de Falopio a que se desprenda el óvulo para fecundarlo.

¿Y sí mis periodos menstruales son irregulares?

La mayoría de las mujeres tienen 12 periodos al año, uno por mes. Sin embargo algunas tienen menos, se pasan uno o varios meses sin menstruación. En estos casos, cuanto más irregular es el periodo, más difícil resulta predecir la ovulación ¡ pero no imposible !

En estos casos puede servir de ayuda llevar un registro de la duración de tus ciclos menstruales durante varios meses y acudir a un especialista para consultar. En el caso que la duración de los ciclos sea inferior a los 35 días,  el o la ginecóloga con puede ayudar a calcular aproximadamente los días de ovulación. Si dichos ciclos irregulares están separados por más de 35 días, se debería acudir a un especialista en fertilidad para conocer y poder descartar si existen otros motivos físicos o fisiológicos detrás.

Post relacionadas

0 Comentarios

 
Subir arriba