¿Qué es la estimulación ovárica?¿Para qué sirve?¿En qué consiste?

Estimulación ovárica | 0 | Tratamientos de reproducción asistida

Resolvemos dudas sobre el tratamiento de estimulación ovárica en reproducción asistida.

¿Qué es la estimulación ovárica?¿Para qué sirve?¿En qué consiste?

La estimulación ovárica en reproducción asistida es un tratamiento que consiste en inducir una  ovulación múltiple de los folículos del ovario a través de medicación hormonal. El objetivo es obtener un elevado número de ovocitos viables por ciclo, de los cuáles seleccionar los más óptimos para aumentar las probabilidades de lograr un embarazo.

Suele ser el paso previo a otros tipos de tratamiento en reproducción asistida como la inseminación artificial, o la fecundación in Vitro.

En un ciclo menstrual normal, el ovario de la mujer iniciará la maduración de un grupo de óvulos de los cuales solo uno consigue madurar completamente y el resto terminarán degenerando. Para que un ovario produzca la maduración de varios ovocitos al mismo tiempo es necesario realizar su estimulación a través de un tratamiento hormonal.

El tratamiento hormonal consiste en la administración de una medicación específica que debe ser inyectada de forma subcutánea en el abdomen de la mujer durante un determinado periodo de tiempo. Esta medicación estimula y controla el desarrollo de los óvulos en el ovario.

Los medicamentos utilizados son las gonadotropinas (FSH, LH,…) hormonas que controlan el desarrollo de los óvulos en un ciclo, para que maduren y no degeneren. Y las agonistas y antagonistas de la GnRH, que son homólogas de la hormona GnRH que produce el cerebro y que permiten controlar mejor el momento de la ovulación.

Previamente a la estimulación ovárica, según las necesidades de la paciente y de los resultados del estudio médico previo: análisis hormonales, edad de la mujer, respuesta ovárica, etc. El especialista médico decidirá qué tipo de protocolo seguir, la dosis de medicamento y durante cuánto tiempo la mujer debe administrárselo.

La paciente deberá ser la que se administre la medicación inyectándosela en el abdomen tal y le indiquen. Normalmente las inyecciones deben iniciarse con la bajada de la regla, es decir, el primer día del ciclo menstrual, aunque siempre dependerá del protocolo determinado por el especialista. En cualquier caso, la paciente deberá inyectarse diariamente la medicación durante el tiempo estipulado de forma que los folículos ováricos inicien su desarrollo hasta que alcancen el proceso de maduración optimo para su extracción.

Es necesario un exhaustivo seguimiento médico de todo el proceso para que esté controlado en todo momento. Para ello se deben realizar tanto análisis hormonales para ir viendo si la respuesta del ovario está siendo la adecuada, como ecografía transvaginal periódicas para ir viendo la evolución de los folículos y si están madurado de forma adecuada. También debe hacerse un seguimiento del crecimiento del endometrio durante la estimulación para que sea del grosor adecuado para que se produzca la implantación.

Una vez que los ovocitos han alcanzado los 18 mm, se considera que han alcanzado el tamaño optimo de maduración y se suele programar la punción ovárica para su extracción.

En relación a la respuesta de la mujer al tratamiento de estimulación ovárica, pueden darse distintas situaciones que van a depender tanto del estado de la paciente, como de la medicación utilizada, el tiempo de tratamiento, etc.

Así hablaremos de una baja respuesta ovárica, cuándo logran madurar un número bajo de folículos,  por lo que se tendrán pocos ovocitos para extraer en la punción ovárica. Se habla de respuesta excesiva, cuándo sucede lo contrario, se produce una excesiva respuesta del ovario a la estimulación. En este caso se debe hacer un seguimiento muy exhaustivo ya que la excesiva respuesta podría dar lugar a una hiperestimulación ovárica, un síndrome que puede poner el peligro la salud de la paciente. Si se produce esta situación, el ciclo deberá ser cancelado. Se realiza la punción pero no se prepara el endometrio ni se realiza la transferencia embrionaria.

La hiperestimulación ovárica puede tener serias consecuencias, según la sintomatología de la mujer, por lo que hay que extremar las precauciones.

0 Comentarios

 
Subir arriba
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información | Aceptar