Importancia de la estimulación ovárica en reproducción asistida 

Estimulación ovárica | 0 | Estimulación ovárica

La estimulación ovárica es un pilar básico en los tratamientos de reproducción asistida, su control mejora las posibilidades de éxito.

Importancia de la estimulación ovárica en reproducción asistida 

El éxito de cualquier tratamiento en reproducción asistida comienza con un buen estudio de fertilidad. Siendo necesario tener en cuenta, al menos tres factores e indicadores fundamentales como son: la edad de la mujer, el recuento de los folículos antrales y la hormona antimulleriana (AMH). Esta última resulta un útil marcador que va a permitir determinar la reserva ovárica de la mujer, ofreciendo información sobre su porvenir reproductivo y sus posibilidades de embarazo.

La estimulación ovárica es necesaria en los tratamientos de reproducción asistida ya que activa la producción de óvulos de la mujer, óvulos que serán estudiados para la selección de aquellos que se consideren tengan más posibilidades de ser fecundados y prosperar.

Entre los objetivos de a estimulación ovárica está el de conseguir un número adecuado de ovocitos a la vez que se previene el síndrome de hiperestimulación ovárica. Una complicación que sería que debemos evitar a través de la individualización de los tratamientos para que sean más eficaces y sobre todo, más seguros.

Para ello es fundamental tener un control exhaustivo de la administración de hormonas en dosis muy controladas, para que se produzca la estimulación ovárica. Varios estudios han demostrado que la folitropina delta presenta un adecuado perfil de seguridad en aquellas pacientes que presentan altos niveles de hormona antimulleriana. Esta folitropina delta, se administra de manera individualizada a cada mujer según el nivel de hormona antimulleriana que presente y el peso corporal que tenga.

La individualización de los tratamientos, a través del estudio de la hormona antimulleriana permite no solo evaluar la reserva ovárica de la mujer sino también predecir su respuesta a al estimulación ovárica de forma que sea lo más controlada posible, permitiendo personalizar los tratamientos en base a cada paciente, conservando así su eficacia y sobre todo, mejorando la seguridad durante la estimulación.

Las posibilidades de personalizar cada tratamiento va a permitir mejorar la experiencia de la paciente y aumentar las posibilidades de éxito.

Una vez que la estimulación ovárica ha logrado la maduración y el tamaño óptico de los ovocitos, se puede programar el siguiente paso, que será la punción ovárica para extraer los óvulos maduros para su posterior fecundación e implantación.

0 Comentarios

 
Subir arriba
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información | Aceptar