Desarrollan un útero artificial para bebés prematuros extremos

Embarazo | 0 | Útero artificial

El útero diseñado permite completar con éxito el desarrollo de determinados órganos como los pulmones y el cerebro.

Desarrollan un útero artificial para bebés prematuros extremos

Un equipo de investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP) en EE.UU han desarrollado un innovador sistema que simula un útero de forma artificial, con el objetivo de aumentar la supervivencia de bebés extremadamente prematuros. El invento ha sido publicado en la revista de divulgación científica “Nature Communications”.

Este útero artificial, consiste en un contenedor lleno de fluido que imita al ambiente y líquido amniótico que se desarrolla en la placenta de la mujer gestante. Dicho contenedor está unido a máquinas, hechas a medida, que simulan el cordón umbilical y que le proporcionan el apoyo fisiológico necesario para su desarrollo. De esta forma, el bebé prematuro puede crecer en un ambiente casi estéril con control de la temperatura, respiración, flujo sanguíneo y otras funciones vitales.
 

El invento ha sido probado en ovejas prematuras equivalentes a bebés de 23 semanas. En estos animales el desarrollo pulmonar prenatal es muy similar al que ocurre en los seres humanos. Gracias a esta técnica, los corderos fueron capaces de desarrollar durante cuatro semanas órganos como el cerebro o los pulmones. Además de un aumento considerable de peso y  siendo capaces en esas semanas de moverse o abrir los ojos.  Trascurridas las cuatro semanas los investigadores decidieron sacar al bebé de útero artificial.

Según señala Alan W. Flake, cirujano fetal y director del Centro de investigación Fetal del Hospital de Filadelfia “Estos niños tienen una necesidad urgente de un puente entre el vientre de la madre y el mundo exterior. Si podemos desarrollar un sistema extra-uterino para apoyar el crecimiento y la maduración de órganos durante sólo unas pocas semanas, podemos mejorar dramáticamente los resultados de los bebés extremadamente prematuros". El objetivo es respaldar a los bebés de entre 23 y 28 semanas de edad gestacional; ya que a las 28 semanas cruzan el umbral lejos de los resultados más graves.

El próximo objetivo de la investigación es mejorar el sistema y adaptarlo a lo seres humano. Según han señalado, en primer lugar trabajarán para rediseñar el tamaño y forma del útero artificial ya que el diseño actual ha sido creado principalmente para ovejas. En un futuro trabajaran en un estilo de diseño más parecido a una incubadora, de forma que el aparato no se visualice como el modelo actual que es “poco amigable” para los padres ya que parece una bolsa.

El aparato podría empezar a probarse en una sala neonatal dentro de unos tres a cinco años y estaría listo en nos diez, tal y como han explicado los desarrolladores de este método. 

0 Comentarios

 
Compartir contenido en Facebook Compartir contenido en Twitter Compartir contenido en Google Plus Compartir contenido en Pinterest Compartir contenido por email Añadir a mis favoritos Ocultar compartir en redes