La diversidad de modelos de familia avanza a golpe de realidad

Método ROPA | 0 | Mujeres sin pareja masculina

Mujeres solteras y parejas de lesbianas suponen ya el 70% de usuarias que acuden a centros de reproducción asistida, según datos del informe de la Unidad de Reproducción del Centro Gutenberg.

La diversidad de modelos de familia avanza a golpe de realidad

Los avances legales producidos en España desde hace más de una década, en el reconocimiento de los derechos de personas homosexuales, como fue la ley de matrimonio homosexual aprobada en 2005 que permitió también la adopción entre parejas del mismo sexo. Fue una reclamo social y una conquista de los colectivos LGTB que  han tenido efectos muy positivos en relación a su normalización social, lo que ha permitido hacer visibles otros modelos de familia y de matrimonio fuera de la norma heterosexual.  

Paralelamente a estos avances legislativos y sociales se ha producido un desarrollo científico, en el ámbito de la Reproducción Asistida Humana, que han abierto nuevas posibilidades para parejas formadas por mujeres lesbianas y para mujeres solas. En ambos casos la maternidad se plantea sin la existencia de pareja masculina.

Según un informe de la Unidad de Reproducción del Centro Gutengerg de Málaga,  actualmente el 70% de las usuarias que acuden a los centros de reproducción asistida son mujeres solteras y lesbianas, mientras que sólo el 30% corresponden a parejas heterosexuales. En el informe también se señala que las parejas de hombres quedan fuera de esta estadística ya que en estos casos deben recurrir a la adopción o a la maternidad subrogada, técnica que actualmente está prohibida en España.

De este 70% de usuarias que acuden a centros de reproducción asistida, el 50% lo conforman mujeres solas y el 20% restante lo componen parejas de lesbianas que comenzaron a formar parte de este registro desde que se aprobó la ley de matrimonio homosexual que reformó el código civil.

A partir de la aprobación de esta reforma, las parejas de lesbianas que quieran recurrir a las técnicas de reproducción asistida para tener hijos en común e inscribirlos en el Registro Civil como hijos e hijas de ambas mujeres, deberán estar casadas obligatoriamente antes de realizar dicho tratamiento de reproducción asistida. La reforma deja fuera de esta posibilidad tanto a las lesbianas que sean pareja de hecho (registrada o no) como a las que puedan demostrar una convivencia estable. En estos caos, solo la madre biológica (la que se embaraza y pare) será la que figure como madre legalmente. La otra mujer de la pareja deberá iniciar los trámites de adopción si quiere que legalmente se la reconozca como madre.

Respecto a las mujeres solas, el porcentaje que recurre a la reproducción asistida ha venido incrementándose de manera muy significativa desde el año 2009. Llegando actualmente a ser el 50% de las demandas de reproducción. El perfil de estas mujeres suelen ser de edad comprendida entre los 35 a 39 años, con estudios superiores y con estabilidad económica.

Este aumento de las familias monomarentales no es casualidad, los avances en igualdad de las mujeres así como la evolución científica en el ámbito de la reproducción asistida, han ayudado a que ya no sea necesaria la existencia de la pareja masculina para cumplir el deseo de ser madre. Esto, junto al hecho del retraso en la edad de maternidad por motivos profesionales/personales, han influido en este aumento del número de  mujeres  solas que deciden dar el paso y recurrir a la ciencia para cumplir su deseo de tener un hijo.

La creación de nuevos modelos de familia es una realidad que debe ser reconocida y visibilizada. Una diversidad que nos enriquece como sociedad y a la que se la debe otorgar los mismos derechos que las familias de parejas heterosexuales.

El día 15 de mayo fue el día de la familia, con este articulo queremos afirmar que “otros modelos de familia existen” y es justo que sean reconocidos y aceptados.

0 Comentarios

 
Subir arriba