1. Inicio
  2. Reproducción asistida
  3. Técnicas de reproducción asistida
  4. Transferencia embrionaria

Transferencia embrionaria

La transferencia embrionaria es el momento decisivo en los pasos de la fecundación in Vitro, se efectúa entre 3 y 4 días después de la recuperación de los óvulos.

¿Qué es la tranferencia embrionaria?

La transferencia embrionaria es el momento decisivo en los pasos de la fecundación in Vitro, se efectúa entre 3 y 4 días después de la recuperación de los óvulos. Es una técnica sencilla e indolora que dura pocos minutos, consiste en depositar los embriones en el útero materno mediante un catéter fino y flexible que no puede dañar la cavidad uterina. Se introduce desde la vagina hasta llegar al fondo del útero.

Hay veces que se transfiere un único embrión y los restantes que presentan un buen desarrollo se criopreservan, de ahí, que la transferencia embrionaria pueda realizarse con embriones frescos o congelados procedentes de ciclos anteriores. En ocasiones se puede transferir más de un embrión, el número máximo de embriones transferidos a la mujer es de 4, entre 2 y 4 embriones se pueden transferir, esto depende también de la ley de cada país. El éxito de la transferencia de embriones está supeditada a la calidad de los embriones obtenidos.

Después de la transferencia embrionaria

Una vez realizada la transferencia embrionaria se han de esperar entre 14 ó 15 días para realizar la prueba de embarazo, durante ese tiempo la mujer a de estar lo más tranquila posible, esto no significa que abandone su vida normal, sino que evite el estrés, la ansiedad o realizar un esfuerzo físico importante.

Por regla general se recomienda no mantener relaciones sexuales o evitar los baños de inmersión, para evitar infecciones y que estas no afecten a la medicación que está tomando la mujer durante la espera. La espera para la mujer finaliza con la prueba de embarazo, que puede ser positiva o negativa, en caso de ser negativo no te preocupes porque se recomienda repetir la transferencia embrionaria una semana después si no ha habido sangrado vaginal, porque en ese caso la prueba podría cambiar a positiva. Algunos de los síntomas más comunes que puedes tener después de la transferencia embrionaria, pueden ser:

  • Sangrados.
  • Mareos.
  • Pinchazos.
  • Cólicos
  • Dolor en la zona abdominal y lumbar.
  • Hinchazón y endurecimiento del pecho, etc.

Además de los síntomas físicos, también están los síntomas emocionales como son:

  • Nervios
  • Ansiedad.
  • Insomnio.
  • Inestabilidad, etc.

Edad en la transferencia de embriones

La edad de la mujer no tiene porqué afectar a la capacidad del endometrio para recibir al embrión, pero si puede influir la vitalidad de los embriones. Con la edad, se aumenta la posibilidad de la mala calidad de los ovocitos pudiendo dar lugar a que los embriones no evolucionen. Una parte de embriones bloquean su desarrollo en los primeros estadios de división, esta proporción va aumentando con la edad materna.

Si necesitas contactar con un especialista en transferencia embrionaria, podemos ayudarte, consulta nuestro listado de clínicas de fertilidad en España.

También lo puedes conocer como:

Si te gustó este contenido, por favor compártelo

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en whatsapp

 
 
Elige entre las mejores clínicas

¿Necesitas ayuda?

Subir arriba
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más
Aceptar