Inseminación artificial

Laboratorio haciendo el proceso de la inseminación artificial Inseminación artificial

¿Qué es la inseminación artificial?

A través de la inseminación artificial se depositan en el útero de la mujer espermatozoides que han sido preparados previamente en el laboratorio de una muestra obtenida de la pareja o de un donante. La tasa de embarazo tras someterse a una inseminación artificial depende de la causa de infertilidad de la pareja y del tipo de inseminación artificial utilizada, pero podemos decir que en general está entre un 5% y un 45% la posibilidad que tiene la mujer de quedarse embarazada.

Hay dos tipos de inseminación artificial según la naturaleza del semen:

  • Inseminación artificial con semen de pareja: consiste en introducir en el útero de la mujer los espermatozoides previamente seleccionados de la muestra de la pareja.
  • Inseminación artificial con semen de donante: consiste en introducir en el útero de la mujer los espermatozoides previamente seleccionados de un banco de semen.

Tipos de inseminación artificial

Existen diferentes tipos de inseminación artificial dependiendo de donde se deposite el semen:

  • Inseminación artificial intrauterina: el semen procesado con los espermatozoides se deposita en el útero mediante un catéter, este tipo de inseminación suele ser el primer tratamiento utilizado para los casos de hombres con una infertilidad comedida y para las mujeres que tienen escaso moco cervical, poco fluido o escaso.
  • Inseminación artificial intravaginal: el semen procesado se deposita en el final de la vagina. Ésta técnica es utilizada cuando existe una disfunción sexual, etc.
  • Inseminación artificial intracervical: el semen procesado se deposita en el cuello del útero, de esta manera se les facilita a los espermatozoides el acceso al útero y a las trompas de Falopio, donde se fecunda al óvulo.
  • Inseminación artificial intratubárica: el semen procesado se deposita en una o en las dos trompas de Falopio. Este proceso se puede llevar a cabo de manera intracervical o por medio de una laparoscopia. Este tipo de inseminación es la menos utilizada por las parejas porque es la más costosa y más invasiva para la mujer.

Proceso de la inseminación artificial

El proceso de inseminación artificial, es una técnica indolora, no necesita ninguna anestesia para su realización y no requiere hospitalización. Estos son los procedimientos empleados en inseminación artificial:

  • Estimulación ovárica: para intentar que la inseminación artificial tenga éxito debemos estimular los ovarios con fármacos que inducen a la ovulación, esta estimulación está monitorizada por un especialista. Con la monitorización el especialista intenta realizar la inseminación cuando no existe el riesgo de embarazo múltiple, es decir, intenta evitar la inseminación artificial cuando hay más folículos (lugar donde se desarrolla la célula reproductora femenina) de los deseados.
  • Recogida y preparación del semen: el siguiente paso para seguir con el proceso de inseminación artificial es la recogida de semen, se recoge en un bote estéril con las mayores medidas higiénicas posibles, esta muestra se suele obtener mediante masturbación. Se le recomienda al hombre estar sin eyacular unos 4 días antes de realizar la prueba. Una vez obtenida la muestra para que la inseminación artificial tenga más probabilidades de éxito se utiliza la técnica de capacitación espermática. Esta técnica nos permite utilizar un semen con una gran población de espermatozoides que tengan buena movilidad, se eliminan también las prostaglandinas, que son unas sustancias que se pueden encontrar en el líquido eyaculado que le pueden provocar a la mujer contracciones del útero si son introducidas por medio de la inseminación artificial.
  • Inseminación: cuando el especialista observa que los folículos tienen el tamaño óptimo, entonces administra a la mujer una inyección llamada HCG para que estos alcancen su maduración final y con ello la ovulación, es decir, con esta inyección se rompe el folículo ovárico para que salga el óvulo hacia las trompas de Falopio.

Entre 36 y 40 horas después de la inyección se practica la inseminación artificial, en este momento es cuando se deposita el semen tratado en la cavidad del útero (en caso de ser una inseminación intrauterina) mediante un catéter.
Después del proceso de inseminación artificial se le aconseja a la mujer que tenga reposo unas horas, luego puede continuar con su vida de manera normal.
Se le recomienda a la mujer que tenga relaciones sexuales vaginales porque esto favorece que se produzcan contracciones uterinas provocando que asciendan los espermatozoides que se han depositado en el útero a las trompas de Falopio, aquí deben fecundar al ovocito y ya como zigoto descender hacia el endometrio.
El especialista suele administrar medicación que contiene progestágeno que ayuda a la implantación del pre-embrión.
Puede pasar que la mujer tenga alguna pérdida de sangre antes de realizar el test de embarazo, en este caso debe ponerse en contacto con el especialista pero nunca dejar la medicación.
Aproximadamente dos semanas después de realizar la inseminación artificial se procede a realizar un análisis de sangre para identificar la presencia de la hormona HCG que es la que nos permite confirmar el embarazo de la mujer inseminada.

Requisitos de la inseminación artificial

La mujer tiene que tener funcionando de manera correcta por lo menos una de las trompas de Falopio, en el caso del hombre éste debe tener un recuento de espermatozoides superior o igual a 3 millones de espermatozoides por mililitro de semen, más del 15% de los espermatozoides tienen que tener una movilidad rectilínea, en el estudio de serología tanto de la mujer como del hombre se debe certificar que no hay riesgo de VIH, hepatitis B o C, sífilis, etc, la edad de la paciente cuenta, y no es aconsejable realizar la inseminación artificial si tiene más de 37 años porque disminuye el porcentaje de gestación.

Para quien está indicada la inseminación artificial

La inseminación artificial es utilizada cuando existen alteraciones en el análisis del semen, disfunción o alteración en la ovulación, alteración en la función del cuello del útero, desconocimiento de las causas de la esterilidad, endometriosis de carácter leve, cuando existe presencia de anticuerpos en el moco cervical o en el semen, hay problema de incapacidad para colocar el semen en la vagina (impotencia, etc.).

Si necesitas contactar con un especialista en inseminación artificial, podemos ayudarte, consulta nuestro listado de clínicas de fertilidad en España.

La inseminación artificial, también la puedes conocer como:

Información de interés

Tags

Reproducción asistidaLey de reproducción asistidaTratamientos de reproducción asistidaInseminación artificialIAInseminación

Haz tu pregunta gratis al experto

Pregunta a los mejores expertos de forma anónima y gratuita

  • Tu pregunta se publicará de forma totalmente anónima.
  • Se concreto en tu pregunta, haz solo una pregunta médica.
  • Sé breve y conciso en tu pregunta.
  • Este servicio no sustituye una consulta con un profesional medico. Si tienes algún problema o urgencia, acude a tu médico o a urgencias lo antes posible.
Compartir contenido en Facebook Compartir contenido en Twitter Compartir contenido en Google Plus Compartir contenido en Pinterest Compartir contenido por email Añadir a mis favoritos Ocultar compartir en redes