1. Inicio
  2. Fertilidad
  3. Pruebas de fertilidad
  4. Pruebas de fertilidad en la mujer
  5. Histeroscopia

Histeroscopia

Entradilla: La histeroscopia recibe su nombre de la herramienta que se utiliza para ver el útero que se llama histeroscopio, es un tubo delgado con luz, que envía imágenes del interior del útero a una pantalla de TV con video.

¿Qué es la histeroscopia?

La histeroscopia es una exploración fundamental para el estudio de la infertilidad. Permite observar la cavidad uterina en busca de alteraciones que pueden provocar problemas que impiden la fertilidad como puede ser una malformación en el útero o cualquier problema que pueda afectar a la reproducción.

Es preferible efectuar de forma sistemática una histeroscopia antes de iniciar un programa de fecundación in vitro. Esta histeroscopia permite evidenciar lesiones que pueden suponer fracasos de la transferencia o de la implantación.

¿Qué tipos de histeroscopia existen?

Histeroscopia diagnóstica

Este tipo de histeroscopia se realiza para diagnosticar alteraciones endometriales (pólipos, neoplasias o adherencias), alteraciones uterinas (úteros bicornes y/o arcuatos).
En la mayoría de casos se puede hacer la prueba en consulta y sin anestesia.

Histeroscopia quirúrgica

Este tipo de prueba se hace cuando se tiene ya el diagnóstico de alguna alteración endometrial o uterina. Requiere una óptica más gruesa que permite la introducción del instrumental médico. Este tipo de histeroscopia  se hace en quirófano y usualmente con anestesia general.

¿Por qué se puede hacer una histeroscopia?

Uno de los usos más comunes de la histeroscopia es diagnosticar la causa de un sangrado uterino que no es normal. Cuando tenemos un sangrado anormal:

  • Nuestra menstruación puede ser más intensa o abundante.
  • Nuestra menstruación se puede prolongar más de lo normal.
  • Nuestra menstruación puede venirnos con menor o mayor frecuencia de lo normal, etc.

En algunos casos, se pueden tener sangrados anormales por tumores benignos en el útero, como fibromas o pólipos.

La histeroscopia permite ver al médico fibromas o pólipos y emplear a su vez un instrumento que se introduce por el histeroscopio para extraerlos. En el caso de no encontrar tumores se realizará una biopsia. Si la biopsia indica que no existe tejido no canceroso pero el sangrado continúa puede emplear con el histeroscopio un instrumento a temperatura elevada para destruir el revestimiento del útero para detener el sangrado. Otros casos en los que se puede usar la histeroscopia pueden ser:

  • Extraer las adherencias.
  • Diagnosticar la causa del aborto espontáneo.
  • Localizar un dispositivo intrauterino.
  • Realizar un procedimiento de esterilización, etc.

¿Cómo se realiza la histeroscopia?

La histeroscopia es un procedimiento en el que se introduce una pequeña óptica (de unos 3-4mm) por la vagina para llegar al cuello del útero y observar también el endometrio. Mientras el histeroscopio está dentro del útero, va administrando un suero líquido para expandir la cavidad y así limpiarla del moco cervical o restos del endometrio que pueden dificultar su visión.

La realización de la histeroscopia no requiere ninguna preparación por parte del paciente a excepción de que no debes estar con la menstruación.

Antes de la histeroscopia

  • Se aconseja que alguien te lleve después a casa y ayude con las tareas diarias.
  • Sigue las instrucciones del médico.
  • No tomes aspirinas ni otros antiinflamatorios durante una semana antes, a menos que el médico indique lo contrario. 
  • Es posible que tengas que dejar de tomar anticoagulantes. 
  • El día antes de su procedimiento: 
    • Cena suave.
    • No comas ni bebas nada después de la media noche, o en la mañana de su procedimiento a menos que te indiquen lo contrario.
  • El día del procedimiento: 
    • Usa ropa cómoda.
    • Lleve una compresa para evitar manchas en la ropa por el líquido que se emplea en el procedimiento.

¿Qué pasa después de la histeroscopia?

  • En el caso de que se haya usado anestesia local puedes irte a casa después de la prueba con normalidad.
  • En los días posteriores puedes tener un poco de sangrado, molestias o calambres en la zona del abdomen. Desaparecerán por sí solos.
  • Puedes retomar tu rutina diaria sin complicaciones de ningún tipo. Pero en ocasiones se realiza la prueba con anestesia general o epidural el proceso posterior será diferente porque tendrás que permanecer unas horas ingresada hasta que te recuperes. 

¿Quién no puede hacerse una histeroscopia?

La histeroscopia no se debe realizar en los casos de:

  • Embarazo.
  • Cuando tienes una infección vaginal.
  • Si tienes una infección en las vías urinarias.
  • Si tienes cáncer de útero, etc.

¿Cuáles son posibles complicaciones de la histeroscopia?

Las complicaciones no suelen ser comunes, pero en el caso de existir, pueden ser quemaduras con posterior perforación del útero, endometritis, hemorragias importantes, etc.

¿Cuánto dura la histeroscopia?

La duración depende del grado de dificultad, pero puede tardar entre 15 ó 45 minutos o más.

¿Duele hacerse una histeroscopia?

No debería doler porque la anestesia adormece y relaja el cuerpo.

Si necesitas contactar con un especialista en fertilidad porque tienes que realizarte una histeroscopia, podemos ayudarte, consulta nuestro listado de Clínicas de fertilidad en España.

Contenido relacionado

 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en whatsapp

 
 
Elige entre las mejores clínicas

¿Necesitas ayuda?

Subir arriba
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más
Aceptar