1. Inicio
  2. Fertilidad
  3. Pruebas de fertilidad
  4. Pruebas de fertilidad en la mujer
  5. Laparoscopia

Laparoscopia

Tradicionalmente la laparoscopia ha sido empleada para diagnóstico visual y toma de biopsias sencillas, pero desde hace muchos años se comenzó a utilizar para realizar muchas intervenciones realizadas por laparotomía.

¿Qué es una laparoscopia?

La laparoscopia es una técnica que permite ver el contenido del abdomen y la pelvis por medio de un endoscopio que sirve para el diagnóstico y el tratamiento de dolencias de los órganos abdominales. En ginecología puede ser de ayuda en el diagnóstico del embarazo ectópico, la endometriosis o los problemas tumorales del aparato genital.

¿Qué tipo de laparoscopia existen?

En la actualidad existen tres tipos de laparoscopías que se adaptan cada una de ellas a las necesidades de cada paciente.

  • Laparoscopia pélvica: se emplea cuando se requiere una cirugía de los órganos femeninos internos, como la ligadura de trompas de Falopio o extirpar quistes.
  • Laparoscopia diagnostica: se utiliza para determinar las causas de problemas relacionados con el abdomen así como de sus órganos.
  • Cirugía laparoscópica: se emplea en diversos procedimientos básicos y avanzados como las cirugías de la vesícula biliar y apendicectomías.
  • Laparoscopia experimental: se practican técnicas quirúrgicas por primera vez para comprobar si es posible realizarlas en un futuro y se hacen en animales,

Preparación para la laparoscopia

Antes de la laparoscopia necesitarás realizarte las pruebas rutinarias que se requieren a todos los pacientes que van a ser sometidos a un procedimiento bajo anestesia. Cómo puede ser un análisis de sangre, electrocardiograma, etc.

La realización de una laparoscopia no suele requerir una preparación especial, salvo estar en ayunas unas 8 horas antes de la intervención y evitar el consumo de tabaco y alcohol.
Se debe evitar la ingesta de medicamentos que dificulten la coagulación de la sangre las dos semanas previas a la prueba, como puede ser la aspirina, un ibuprofeno, etc.

¿Cómo se realiza la laparoscopia?

Para realizar la laparoscopia primero se emplea anestesia (suele ser anestesia general) para no sentir ningún tipo de dolor. Después, se desinfecta toda la pared abdominal y el cirujano realiza tres incisiones en el abdomen por donde se introducirá la cámara, el gas y otros instrumentos quirúrgicos.
La cámara permite visualizar el interior del abdomen y el gas es para ensanchar el abdomen.

La intervención se graba en vídeo para que el médico pueda volver a verla y otros puedan aprender. Si hay que extraer algún trozo desde el interior del abdomen se puede meter en bolsitas que después se saca por medio de una incisión mayor.

Cuando finaliza la intervención se sacan todos los instrumentos y se cierran las incisiones con puntos simples.

¿Qué ventajas tiene la laparoscopia?

  • Menos dolor después de la operación porque gracias a las pequeñas incisiones su cuidado no suele requerir de cuidados agresivos disminuyendo la estancia hospitalaria y la exposición a las infecciones propias del hospital.
  • Menor riesgo de infecciones porque las incisiones son muy pequeñas reduciendo las infecciones.
  • Menor pérdida de sangre por el tamaño pequeño de las incisiones.
  • Menor periodo de ingreso hospitalario reducido en 2 ó 3 días.
  • Recuperación más rápida en pocas semanas.
  • Mínimas cicatrices externas.

 ¿Cuándo se puede hacer la laparoscopia?

  • Laparoscopia diagnóstica: se suele hacer cuando las pruebas de imagen no han sido útiles o no se han podido realizar, o también cuando es necesario tomar biopsias de tumores digestivos o ginecológicos.
  • Laparoscopia quirúrgica: las enfermedades que se pueden tratar por medio de laparoscopia más frecuencia son la hernia de hiato, colelitiasis, colecistitis, obstrucciones intestinales, hernias y eventraciones en la pared abdominal, apendicitis aguda, etc. Pero las más destacables son las múltiples intervenciones ginecológicas como  la endometriosis, quistes de ovario, ligadura de trompas, embarazo ectópico, incontinencia urinaria, prolapsos uterinos, etc.
  • Laparoscopia experimental: se está investigando estos últimos años. La cirugía se hace por medio de orificios naturales como el ombligo o la vagina.

¿La laparoscopia tiene riesgos?

Toda intervención quirúrgica tiene riesgos que tienes que conocer. Los más frecuentes pueden ser infección, hemorragia, mala cicatrización, lesión de vejiga, uréteres, riñones, intestino o hígado, complicaciones por la anestesia, etc.

¿Tengo que tener algún cuidado después de la laparoscopia?

Sí, después de la laparoscopia tendrás que estar unas horas en postoperatorio para estar vigilada, evitar conducir unas horas después de la prueba, reposo y dieta ligera, no hacer ningún tipo de esfuerzo o deporte en los días posteriores, es importante que vigiles si tienes dolor, hinchazón y endurecimiento del abdomen, etc.

¿Cuándo está indicada la laparoscopia?

La laparoscopia puede estar indicada para diagnosticar una posible esterilidad de la mujer, para detectar la enfermedad inflamatoria pélvica, para detectar un cáncer de ovario, en embarazos ectópicos, etc.

Si necesitas contactar con un especialista en fertilidad porque tienes que realizarte una laparoscopia, podemos ayudarte, consulta nuestro listado de Clínicas de fertilidad en España.

Si te gustó este contenido, por favor compártelo

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en whatsapp

 
 
Elige entre las mejores clínicas

¿Necesitas ayuda?

Subir arriba
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más
Aceptar