1. Inicio
  2. Reproducción asistida
  3. Tratamientos de reproducción asistida
  4. Fecundación in Vitro - FIV
  5. FIV con óvulos propios y semen de la pareja

FIV con óvulos propios y semen de la pareja

La fecundación in vitro conyugal es una técnica que permite que los óvulos previamente extraídos sean fecundados con el semen de la pareja.

La fecundación in vitro con óvulos propios y semen de la pareja se conoce como fecundación in vitro propia, ya que no interfiere material genético de terceros, solo participa la pareja.

Es un tratamiento de reproducción asistida que se realiza en el laboratorio. Consiste en extraer los óvulos de la mujer y fecundarlos con el semen de su pareja para después introducirlos en el útero con el fin de que sigan su proceso de gestación.

¿Cuándo está indicada la FIV con óvulos propios y semen de la pareja?

  • Cuando hay una obstrucción en las trompas de Falopio.
  • Cuando hay daños en las trompas de Falopio
  • Cuando tras varios intentos de inseminación artificial con semen de la pareja sin éxito.
  • Cuando hay una cantidad insuficiente de espermatozoides como hacer la inseminación artificial

¿En qué consiste la FIV con óvulos propios y semen de la pareja?

La fecundación in vitro con óvulos propios y semen de la pareja tiene varias fases en el tratamiento:

  • Estimulación ovárica: se empieza habitualmente con la estimulación de los ovarios mediante el uso de fármacos. Su finalidad es obtener el desarrollo de varios folículos (en su interior se encuentran los óvulos).
  • Ecografías y análisis de sangre: la estimulación ovárica se controla por lo general con análisis en sangre para controlar ciertas hormonas ováricas y con ecografías vaginales para saber el número y tamaño de los folículos en desarrollo.
  • Preparación de las muestras de semen: se recoge una muestra de semen por medio de una masturbación donde luego es analizada y procesada en el laboratorio de forma que se seleccionan los espermatozoides más aptos para utilizarlos en la FIV convencional o por medio de la ICSI.
  • Punción folicular y extracción de óvulos: los óvulos son extraídos por medio de punción y aspiración de los folículos donde posteriormente se preparan y clasifican en el laboratorio.
  • Fecundación de los óvulos: si se hace la FIV, los óvulos y espermatozoides se cultivarán en el laboratorio conjuntamente. Si se hace la ICSI, previamente hay que quitar todas las células que hay alterador de ellas para después clasificarlas según su grado de madurez e introducir el espermatozoide en cada uno de los óvulos.
  • La incubación de los embriones: a las horas de realizarse la fecundación in cito o la ICSI se determinará el número de óvulos fecundados y se dejarán en una incubadora especial para su observación. Los embriones obtenidos se mantendrán de 2 a 6 días y posteriormente se realizará la transferencia.
  • Transferencia de embriones: es una técnica sencilla que no produce dolor. Consiste en depositar los embriones en el útero por medio de una cánula muy fina con la finalidad de ayudar a la implantación embrionaria.
  • Prueba de embarazo: se hace un test de embarazo más o menos a los 15 días de la punción folicular.

Si necesitas una cita con un especialista para realizarte una FIV con óvulos propios y semen de la pareja, consulta con nuestro listado de Clínicas de fertilidad en España.

Si te gustó este contenido, por favor compártelo

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en whatsapp

 
 
Elige entre las mejores clínicas

¿Necesitas ayuda?

Subir arriba
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más
Aceptar