1. Inicio
  2. Reproducción asistida
  3. Tratamientos de reproducción asistida
  4. Fecundación in Vitro - FIV
  5. Fallo de implantación

Fallo de implantación

El fallo de implantación ocurre cuando no se ha podido lograr un embarazo después de al menos tres ciclos de FIV o de la transferencia embrionaria de más de 10 embriones de buena salud.

¿Qué es un fallo de implantación?

El fallo de implantación se produce cuando no se ha podido lograr un embarazo después de al menos tres ciclos de fecundación in vitro o de la trasferencia embrionaria de más de 10 embriones de buena salud.

También engloba a las mujeres que no gestan como aquellas que lo hacen pero sufren abortos de repetición.

¿Qué causa un fallo de implantación?

Hay diferentes problemas relacionados con el fallo de la implantación como pueden ser causas uterinas, embrionarias, sistémicas, mala calidad de los embriones:

  • Causas embrionarias: se deben principalmente a enfermedades genéticas o alteraciones en la zona externa del embrión que se tiene que romper para iniciarse la implantación.
  • Causas uterinas: se pueden tener factores que disminuyan la receptividad endometrial. Mujeres con infecciones crónicas del endometrio, con pólipos, tabiques o adherencias y alteraciones en la receptividad endometrial por anomalías en la ventana de implantación (período en el que el endometrio permite al embrión implantarse y evolucionar). Una vez tratadas, pueden recuperar su tasa de implantación casi con normalidad.
  • Causas sistémicas: estas causas no tienen por qué estar relacionadas con el aparato reproductor femenino. Las alteraciones en los procesos de coagulación o alteraciones de la inmunidad pueden ser algunas de las causas del fallo de implantación.
  • Causas por la calidad de los embriones: en ocasiones la calidad embrionaria no es suficiente para descartar problemas y los embriones transferidos no llegan a implantarse correctamente en el endometrio.

¿Cómo se diagnostica un fallo de implantación?

Hay varias pruebas que pueden ayudar a diagnosticar el fallo de implantación. Algunas de estas pruebas, son:

  • Cariotipos: se trata de determinar la fórmula cromosómica de la pareja.
  • Técnica FISH: para el estudio cromosómico de los espermatozoides.
  • Histeroscopia: permite descartar alteraciones entre la cavidad uterina.
  • Analítica hormonal: para analizar los anticuerpos antifosfolípidos, las trombofilias y/o analítica de la función del tiroides implica el estudio de las hormonas TSH y T4L.
  • Pruebas de reserva ovárica.
  • Estudio endometrial: se realiza una biopsia endometrial en un momento determinado del ciclo en la que podemos realizar las siguientes pruebas:     
    • Estudia la ventana de implantación para confirmar que el endometrio está receptivo cuando se transfiere el embrión.
    • Estudia los niveles de determinadas células inflamatorias que pueden interferir con la implantación.
    • Descartar infecciones asintomáticas a nivel endometrial.        

¿Cómo se puede tratar un fallo de implantación?

Conocer el fallo de implantación del embrión es importante para poner un tratamiento que tenga éxito. Algunos de los tratamientos, pueden ser:

  • Cuando el fallo está asociado a problemas inmunológicos puede ser tratado con medicamentos.
  • Si es por problemas con el ambiente uterino el tratamiento va desde la terapia hormonal hasta la cirugía.
  • Cuando es por problemas embrionarios los principales tratamiento pueden ser:     

Si necesitas contactar con un especialista en fallos de implantación, podemos ayudarte, consulta nuestro listado de Clínicas de fertilidad en España.

Contenido relacionado

 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en whatsapp

 
 
Elige entre las mejores clínicas

¿Necesitas ayuda?

Subir arriba
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más
Aceptar